Proyecto flaghunter:

 

Solo ante la ley (True believer)

Dirigida por Joseph Ruben, 1989

Guión de Wesley Strick

Columbia pictures

Nota media en filaffinity: 6.0   Número de votos: 221

 

Once banderas estadounidenses más algunas, como la italiana y la bandera nazi en esta interesante película a medio camino entre el drama judicial y el cine negro. Nos cuenta la historia de como un abogado (fumeta, por cierto) defiende a un presunto asesino de ascendencia coreana. El abogado ha pasado sus últimos 20 años ejerciendo la abogacía defendiendo a pequeños camellos y narcotraficantes de tres al cuarto, alegando que su verdadera lucha es por la libertad y no por las drogas… mediante breves pinceladas vamos viendo que 20 años atrás él era un joven abogado luchador por las libertades… Es decir, un hippy que con el tiempo se ha difuminado entre drogas… Un buen día, su nuevo ayudante le convence para que acepten la defensa de ese supuesto asesino y deje de una vez de defender a pequeños camellos. A partir de aquí asistimos a un viaje a las calles de Nueva York y vamos viendo como se retrata a los diferentes pueblos emigrantes que se han ido asentando en EE UU… vemos además de gente asiática, un hispano (preso), un grupo armado de tendencia nazi y algún policía con apellido Irlandés… y una banderita italiana en la mesa de otro policía.

Muchas veces vemos como desde el cine además de hacer alarde de una hospitalidad acogedora hacia los inmigrantes (EEUU es tierra de acogida y cualquiera puede cumplir su sueño), pero en la mayoría de esas ocasiones no hacen más que estereotipar los roles que deben asumir los inmigrantes. En esta película vemos, por ejemplo, un juez negro, la posición de juez no la alcanza cualquiera con lo que se nos indica que es alguien que se lo ha trabajado para llegar donde está… aunque en contraposición uno de los policías corruptos que trabaja para el fiscal también corrupto, es negro. De forma que tenemos que no importa tu color de piel; tú decides si quieres ser de “los buenos” o de “los malos”. Por otro lado, en una escena se dice que durante la rueda de reconocimiento para identificar al supuesto asesino él era el único coreano, mientras que los otros sospechosos eran chinos… y se viene a decir algo así como que todos los asiáticos parecen el mismo.

En algún sitio he leído que cuando terminó la segunda guerra mundial, en el botín de guerra, los americanos encontraron una poderosa arma entre los escombros nazis… la propaganda… y no sé si será realmente así, pero lo cierto es que la bandera, las barras y estrellas, empiezan a aparecer con frecuencia en el cine a partir de los años 40… durante 40 años, la bandera va asomando en alguna escena de la mayoría de películas… y es a partir de los años 80, época Reagan, cuando la presencia en pantalla vive un incremento considerable, y pasa de salir en una o dos secuencias a salir en varias secuencias.

En el caso de la película que ahora nos ocupa, además de las banderas típicas de los juzgados, vemos otras banderas “atrezzo”.. .como la que se encuentra en una fotografía en el despacho del abogado, las que vemos en la mesa de algunos policías, las del piso donde se refugia un grupo nazi o la foto de prensa del fiscal cuando terminó con la mafia colombiana de la ciudad. A parte de todas esas, el resto de banderas son “reales” y no de atrezzo, es decir, son banderas que independientemente del rodaje de una película ya estaban ondeando en ese lugar. Son secuencias rodadas en platós urbanos y reales… y como siempre digo en estos casos, nótese que si bien es cierto que se trata de banderas reales, no es menos cierto que es el director el que decide que nosotros la veamos o no en pantalla.

En este “submundo” que es la aparición de banderas norteamericanas en sus películas, la última aparición de “Solo ante la ley” nos ofrece uno de mis planos favoritos… Vemos al abogado fumeta y a su ayudante joven e idealista, saliendo del humo en busca de una realidad más nítida y a la vista de todos. Tratando de encontrar la verdad.

Ignoro si en esta “Solo ante la ley” el director tenía cierta intención al mostrar las banderas que muestra, pero lo cierto es que es una historia que nos habla de los bajos fondos neoyorquinos y vemos una galería de personajes violentos y corruptos en el que juegan en el mismo bando algunas bandas organizadas (de chinos, nazis y demás) y los organismos públicos que luchan por erradicar esas mismas bandas. Y las banderas que vemos en pantalla, además de la estadounidense son la italiana y la nazi… curiosamente viejos compañeros de batalla que alguna vez lucharon juntos en una guerra de carácter mundial, que gracias al apoyo de los Estados Unidos, ganaron los llamados demócratas en pro de la libertad… Pero, ¿Qué es la libertad?

        

       

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s