Proyecto flaghunter:

 

Hidden: Lo oculto

Dirigida por Jack Sholder, 1987

Guión de Jim Kouf

New Line Cinema

Nota media en filmaffinity:  6.4  Número de votos: 1522

 

Para este proyecto flaghunter en el que ando sumido, a la caza de banderas norteamericanas en películas estadounidenses, llevo visualizadas 69 películas. En 46 de esas 69 ha aparecido la bandera. Son películas de todas las épocas, de variados géneros cinematográficos y abarcan desde superproducciones hasta películas independientes. Una de las conclusiones que puedo sacar, así de inicio, es que a medida que pasana las décadas, la aparición de la bandera se hace más frecuente. Así tenemos que en las películas de los años 80 (como ésta Hidden: Lo oculto que ahora nos ocupa) la bandera aparece en todas. Pleno absoluto hasta el momento.

Hidden: Lo oculto es una película de género fantástico, no en vano se presentó al festival de cine de Sitges; que acoge en su guión diversos géneros como el cine policíaco, el terror y algo de comedia en forma de buddy movie. Muchas personas, las más superfluas, dirán que esta película ha quedado obsoleta; que su anclaje en su época impide verla en la actualidad, que su fotografía es demasiado ochentera y que tiene un olor a serie B. Pero yo creo que a la gente que le gusten los buenos guiones podrán disfrutar de esta película interesante.

He contabilizado hasta tres banderas diferentes. Tres apariciones que acompañan el crescendo de la historia que se nos narra durante 97 minutos. Se podría establecer un paralelismo entre las apariciones de la bandera con la escalada que emprende “el malo” de la película. Como el título indica hay algo oculto, escondido, que sin dejarse ver no deja de dar muestras de su hostilidad hacia el mundo que le rodea, cometiendo robos, asesinatos, huidas kamikazes en ferraris y tiroteos más o menos aleatorios. Más tarde descubrimos que eso oculto no es más que una extraña criatura de origen extraterrestre; va pasando de cuerpo a cuerpo para moverse por el planeta Tierra, concretamente para moverse por Los Angeles. Un inspector de la policía local se ve “obligado” a cooperar con un agente del FBI que viene tras la caza de ese bicho.

La primera bandera que aparece apenas se puede ver. Sale al fondo del plano, muy a lo lejos de donde ocurre la escena. La vemos en lo alto de un edificio, y queda encuadrada entre los rostros de la pareja protagonista. Esta primera aparición casi sutil, compagina a la perfección con la sutil humanidad con la que actúa el robótico agente del FBI. Poco a poco el espectador va pensando que quizá ese agente no sea exáctamente un humano. Luego, cuando el bicho extraterrestre se va haciendo más visible, las banderas que aparecen son progresivamente más grandes. La primera aparición de bandera es una mezcla de casualidad con un poco de intencionalidad; es una escena rodada en exteriores, con lo cual es más que probable que esa bandera ya estuviera en lo alto de ese edificio independientemente del rodaje de esta película. Y teniendo en cuenta ese dato, también podemos pensar que el director, una vez están rodando esa escena en un decorado real, una calle de Los Angeles, es quien escoge el plano. Podría haber situado a sus personajes tan solo un metro más a la derecha, por el ejemplo, y nosotros ya no habríamos visto a fondo de plano, apenas perceptible, esa bandera. Hay quien piensa que este tipo de aparición de bandera es totalmente casual e incontrolable, alegando que un director de una película es imposible que llegue a controlar todos los detalles de un rodaje. Sin embargo, a quien piensa que esa sutil aparición de bandera no se le pasó por alto al director mientras se rodaba esa secuencia.

La segunda aparición ya es más visible. Es paradójico, pero esta segunda bandera es en tamaño mucho más pequeña que la primera, y sin embargo, se mucho más en pantalla. La vemos cuando el policía local decide interrogar al agente del FBI pues empieza a hartarse de sus lacónicas explicaciones y de su extraño proceder. A estas alturas, el espectador ya sabe que ese agente del FBI es algo raro, quizá de la misma naturaleza de bicho asesino que va pasando de cuerpo en cuerpo su escalada de violencia. Ese bicho, que en algún momento en la película llega a decir que sería fácil dominar la Tierra, pasa del cuerpo de un don nadie al cuerpo de una mujer muy guapa, que arroja tanta feminidad a su alrededor que todos se giran para mirarla, hombres y mujeres. El bicho descubre que en ese cuerpo tiene más poder que con el del don nadie.

La tercera y última bandera de esta película es más evidente todavía, pues además de ser más grande, sale durante más rato en escena. E incluso es testigo de un ataque alienígena y de la aparición de una extraña criatura. Aquí culmina la escalada, el bicho en su ascenso de poder llega hasta el cuerpo de un senador inmerso en pleno mundo político. Y con el cuerpo ya poseído, declara en una rueda de prensa, “quiero ser presidente”. En este submundo que es el de las banderas yanquis en sus películas; Hidden: Lo oculto nos regala una de las escenas-bandera más inolvidables y apasionantes. Vemos una figura en llamas ante los micrófonos de la prensa en la rueda de prensa, y un poco más adelante, un bicho alienigena que explota ante la bandera.

   

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s