Proyecto flaghunter:

Algo pasa en Hollywood (What just happened?)

Dirigida por Barry Levinson, 2008

Guión de Art Linson

Magnolia Pictures / 2929 Productions / Art Linson Productions / Tribeca Productions

Nota media en filmaffinity: 4.7   Número de votos: 4.223

 

Esta película pertenece a ese sub-género tan apreciado por los cinéfilos que es el de cine dentro del cine. Pretende ser una sátira, algo mordaz y bastante superflua, sobre el funcionamiento del sistema de producción hollywodiense. Vemos desde como a un director se le obliga a cambiar el final de su película hasta como la barba de un actor trae de cabeza a varios millonarios; incluso esa barba a punto está de suspender una superproducción.

La bandera aparece en tres ocasiones, en escenas trillizas. Las tres veces la vemos en lo alto de un mástil ondeando al viento. Los tres planos en los que sale apenas duran un segundo, tres apariciones breves y muy fugaces sin apenas importancia relevante en la historia. Dos de las escenas de bandera suceden cuando el protagonista viaja en su coche; las vemos en la calle y no aportan nada más que el ápice de patriotismo tan característico de las películas estadounidenses. La primera bandera que aparece la vemos en una pantalla de cine. Cuando empieza la película se nos presenta un pase previo de una película que está en fase de post-producción. Un abanico de ciudadanos elegidos responderán a un cuestionario que servirá a los productores para saber si deben o no cambiar algo. De esta forma se nos explica que en el cine norteamericano lo que más importa no es el hacer del director o el guionista, si no, si esa película es dinero potencial o no, es decir, si va a tener éxito lucrativo. Como el 91% de los cuestionados afirman que el final no les ha gustado, se le obliga al director a cambiar el final, lo que le sienta muy mal. Vemos que las escenas de bandera se encuentran incluso en el cine dentro del cine.

De nuevo, y ya van diez de diez, otra película del siglo XXI con su/s bandera/s. Pleno total, se puede ir afirmando que en el tiempo actual, el cine de Estados Unidos es más propagandístico que nunca, si bien es cierto que la bandera siempre ha ido haciendo acto de presencia desde los orígenes, hace ya casi 100 años; también es cierto que en las producciones de los últimos años es una presencia constante, como por ejemplo en Red (2010), en la que llegué a contar más de una veintena de banderas.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s