Proyecto flaghunter:

El estudiante novato (The Freshman)

Dirigida por Fred C. Newmeyer y Sam Taylor, 1925

Guión de  Sam Taylor, Ted Wilde, John Grey, Tim Whelan, Thomas J. Gray y Harold Lloyd

Pathé Exchange y Harold Lloyd Corporation

Nota media en filmaffinity: 7.2  Número de votos: 152

 

Uno de los pioneros actores cómicos fue Harold Lloyd, que en 1925 protagonizó El estudiante novato. Una película que nos cuenta la historia de Harold Lamb (Harold Lloyd), un joven recién llegado a la universidad de Tate. Allí sueña con hacerse el más popular de todos los estudiantes, sea de la manera que sea. El chico tiene empeño, no se puede decir que no, además de un patetismo evidente prácticamente en todo lo que hace desde que se despierta hasta que se acuesta. Es, en palabras claras, un papanatas del que los demás se ríen. Pero él lucha y lucha por terminar siendo el más popular. En mi humilde opinión, una estúpida historia que sirve de pretexto para hilvanar algunos gags cómicos para el lucimiento de Harold Lloyd.

Vemos tres escenas con banderas a lo largo de toda la película. Como se puede apreciar, ya en la época de cine silente, cuando todavía no habían aparecido ni el código Hays ni el comité de actividades antiamericanas, las imágenes de la Meca del cine arrojaban patriotismo. Dos de las banderas las vemos en la misma secuencia, casi al principio de la película, cuando el joven Harold todavía está en casa de sus padres. Metido en su cuarto ensaya ante el espejo gestos y maneras para cuando llegué al campus. La primera bandera la vemos reflejada en el espejo, tras el actor. Además de esa bandera, podemos ver en las paredes otras banderolas de Texas y de la universidad de Tate. La segunda bandera la vemos cuando aparece un póster que tiene colgado en la puerta de su habitación. Es el cartel de una película que se llama el héroe de la universidad. Es curioso el detalle que la bandera reflejada solo la vemos en el espejo, cuando la cámara cambia la toma y observamos el resto de la habitación, nunca llegamos a ver esa bandera en la pared; en cuanto a la bandera del póster, tan solo sale la primera vez que nos muestra el cartel, las siguientes, no vemos el cartel entero y la parte en la que la bandera aparece no sale en pantalla. No estoy queriendo decir nada “profundo” o “conspirativo” con esto, solo indico que es curioso; y seguramente se deba más a las limitaciones técnicas de la época que no a una intencionalidad a la hora de mostrar o no mostrar la bandera. De hecho sí hay intencionalidad, pues alguien tuvo que elegir el atrezzo para esas escenas, y en realidad aparecen en pantalla, solo que a través de un espejo y en un cartel que luego se nos muestra “reducido”.

 

Las otras dos banderas aparecen ya casi al final del film, también en la misma secuencia. Coronan un estadio de fútbol americano donde se disputa un partido. El estadio está lleno hasta la bandera. Éstas banderas ya estaban allí independientemente de la película, pues según IMDB, esa secuencia se rodó en el Memorial Stadium de Berkeley, California; entre el primer y el segundo cuarto del partido de las estrellas que enfrentó a Este contra Oeste de la temporada 1924-1925.  Sin embargo, las primeras banderas, las que aparecen en el cuarto del protagonista alguien las puso ahí para que aparecieran en la película. Se trata de un buen ejemplo de lo que supone la aparición de banderas en el cine de Hollywood, es decir, un 50% por el propio patriotismo yanqui y otro 50% por el carácter propagandístico del cine de Hollywood.

No solo el personaje se llama igual que el actor, Harold, y además comparten la inicial del apellido, L ; también se apoda al personaje como el “despilfarrador” y en realidad Harold Lloyd vivió en una mansión realmente ostentosa y lujosa llamada Greenacres con 41 habitaciones y numerosas fuentes. Además, según Kenneth Anger en su libro Hollywood Babilonia dice que Harold Lloyd era padre de numerosos hijos ilegítimos y en El estudiante novato podemos ver lo que podría ser un guiño a eso, cuando visita al sastre para que le haga un traje a medida para una fiesta cuyo anfitrión es él, acaba literalmente con un bebé entre las piernas.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s