Proyecto flaghunter:

El inocente (The Lincoln Lawyer)

Dirigida por Brad Furman, 2011

Guión de John Romano (Novela: Michael Connelly)

Lionsgate

Nota media en filmaffinity: 6.5  Número de votos: 4.005

Brad Furman dirige su segundo largometraje, filmando una historia del célebre y exitoso escritor de novela negra Michael Connelly. Lo hace bajo la producción de Lionsgate, una productora independiente (pero con cierto nivel de éxito con títulos como Saw, Farenheit 9/11 o American Psycho). Es una independiente fundada por un inversor de banca, así que hay que tener claro que en el origen está el mover el dinero, aquí no estamos hablando de Jarmusch, Waters o Van Sant. Sí, es cierto que tal vez los proyectos que elige Lionsgate sean un poco más arriesgados que las películas convencionales de Hollywood, pero en última instancia, están destinadas para el mismo tipo de público. Aquí no hablamos de creer en talentos desconocidos y darle oportunidades, aquí hablamos de una inversión para facturar dinero. Dicho esto…

De momento se siguen cumpliendo ciertas características; película independiente, del siglo XXI, rodada en Estados Unidos = aparece la bandera.

Vemos hasta cinco banderas diferentes. Una de ellas aparece en varias ocasiones en diferentes secuencias. Vemos tres banderas dentro de diversos juzgados. Otra la vemos en lo alto de un edificio, dentro de un cartel del Banco de América, cuyo logo es una banderas. Y por último, vemos otra bandera en forma de parche, cosido a una chaqueta de un motero barbudo.

La película deja entrever un sistema judicial bastante imperfecto. Por no decir, bastante detestable. Donde queda claro que lo único que importa es tener un buen abogado; no importa si eres inocente o culpable, lo principal es tener al lado un abogado capaz de conseguir tu inocencia. Es un personaje, el protagonista, al que lo que más le gusta es enriquecerse con su profesión y para eso necesita ganar, seguir ganando casos y prestigio para poder seguir cobrando unos honorarios astronómicos. Es por eso que es elegido por una familia muy adinerada para que defienda al “pequeño” de 32 años que se ha metido en un lío. El abogado usa una excusa para defender su objetivo, que no es otro que ganar siempre, aunque el cliente sea un criminal; dice que siempre trata de conseguir la absolución, que a sus clientes se les declare inocentes porque no es lo mismo, dejar a un culpable suelto, que encerrar a un inocente. Es mucho peor encerrar en la cárcel a un inocente, así, cuando ni él mismo sabe a ciencia cierta si sus clientes son inocentes o culpables, siempre prefiere buscar la inocencia. Aunque todo eso solo es una excusa, pues solo quiere ganar, sin más.

La primera bandera que aparece, en el interior de un juzgado, es testigo de cómo el abogado soborna a un policía para que agilice un trámite. Vemos la bandera mientras hablan coloquialmente, y cuando el protagonista se dispone a sugerir una pequeña ayuda, se agacha y baja la voz, al agacharse, tapa casi por completo la bandera, en ese momento convence al policía prometiendo ser más generoso con él la siguiente Navidad. El policía que se deja “sobornar” es latino-americano, y al principio el protagonista confunde su nombre; se llama Reynaldo y lo llama Roberto. Alega que su confusión viene porque con el uniforme todos parecen el mismo, pero en realidad, su confusión viene porque ve a los latinos todos iguales. Además, luego veremos que este abogado tiene un chófer que conduce su Lincoln negro (el título original de la película es Lincoln lawyer, es decir, el abogado del Lincoln), y ese chófer es negro. Durante toda la película vemos sendos personajes latino-americanos, y curiosamente siempre son o prostitutas o maleantes “tecnocamellos”.  En contraposición al chófer negro, tenemos al juez, que también es negro, solo que éste a diferencia del asiento de chófer se sienta en la silla del juez. Tiene autoridad. Sin embargo, en la película lo pintan como alguien lo suficientemente ingenuo como para tragarse una tras otras todas las bolas del protagonista. La bandera la vemos de nuevo cuando el protagonista “consigue” que se aplace un caso (ese era el trámite que quería que se agilizara). En realidad lo hace porque su cliente todavía no le ha pagado. Así que no duda en dejarlo preso mientras no cobre. Espero noticias tuyas, le dice a su cliente antes de irse a otra cosa mariposa. Aquí vemos claramente como a este abogado no le importa en realidad la inocencia o la culpabilidad de sus clientes, lo único que quiere es el dinero y seguir ganando sus casos.

La segunda bandera aparece en la chaqueta de un motero, pertenece a una tribu urbana que se dedica a hacer el trabajo sucio del abogado.

La tercera bandera es de nuevo en un juzgado.

La cuarta, la del edifico del Banco de América. Cuando el abogado se reúne con la familia que lo ha contratado, lo hacen en una sala de un rascacielos, a través de la ventana podemos ver el edificio del Banco de América.

Por último, la quinta bandera es la que sale más veces. Es la bandera que hay en la sala donde se juzga al “pequeño”.

El mismo abogado, en alguna escena se excusa diciendo que no es su culpa si el sistema judicial está diseñado así. Que lo único que hace él es usar todos los recursos que pueda para salirse con la suya. Así, tenemos un personaje sin escrúpulos dentro de un sistema con imperfecciones. Pero a la vez, la constatación de los estereotipos, el chófer negro, las prostitutas latinas. Aunque es cierto que también se refleja el poder manchado de sangre que tienen algunas familias ricas, que gracias al dinero pueden conseguir hacer callar todo. Dinero, dinero y más dinero, ¿Para qué? Para comprarse cochazos y tener un chófer negro. Quizá algo de crítica en esta película, pero también cinco banderazos, uno de ellos el del Banco de América.

Por cierto, además de la bandera, aquí también repite Nike, como ya vimos por ejemplo en Terminator, con un primer plano de su logo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s