Proyecto flaghunter:

Rain Man

Dirigida por Barry Levinson, 1988

Guión de Ronald Bass y Barry Morrow

MGM/UA

Nota media en filmaffinitty: 7.4  Número de votos: 58.364

 

Una película que se empezó a rodar cuando el guión todavía no estaba finalizado. Una película que hasta que la aceptó Barry Levinson, había pasado por manos de hasta tres directores; una película que, sin embargo y pese a todo, acabó llevándose cuatro estatuillas en los premios de la Academia.

Es una road movie y buddy movie ciertamente interesante. Resulta curioso que una historia que apenas tiene elementos “espectaculares” llamara la atención de tanto público. Fue un éxito absoluto. En mi humilde opinión, aquí Dustin Hoffman demuestra ser uno de los grandes. Son dos hermanos, separados en la infancia, que se conocen ya de mayores. Uno de ellos, es autista de nacimiento, el otro, casi lo es por vocación. Al principio de la película se nos presenta a un personaje “sin sentimientos”, un timador que lo único que le importa es conseguir algo más de dinero. Un autista tiene problemas de comunicación y eso es justo lo que le pasa al personaje interpretado por Tom Cruise cuando viaja en coche con su novia. Ella le acusa de que no habla, y que solo piensa en sus cosas. Después, cuando los dos hermanos emprenden un viaje por carretera desde Cincinnati hasta Los Angeles, además, viajarán en un plano íntimo y personal. Desde el autismo, hasta el amor y la aceptación de la otra persona. Pero dejando a un lado melodramas y/o peripecias más o menos metafísicas, vamos a lo que aquí nos ocupa, que no es otra cosa que la aparición de las banderas norteamericanas en sus películas.

¿Aparece la bandera en esta historia de autistas? Por supuesto que sí, siendo una película de los años 80 no podría ser de otra forma. Vemos hasta seis banderas, y además, como ya vimos en las entradas de Terminator y Robocop, también de los 80, en esta Rain Man Coca-Cola, McDonnald’s y Nike tienen su minuto de gloria. Primero escuchamos un anuncia que dan por la tele y pronuncian Nike, luego vemos una máquina expendedora de Coca-cola y más tarde, un luminoso en Las Vegas de McDonnald’s . También tenemos una buena ración de escenas con pantallas, como ya hemos visto también en entradas anteriores, algo usual en el Hollywood a partir de los 80. Pantallas de televisión por doquier, incluso una televisión portátil aparecen en esta película.

En cuanto a las banderas, como ya he dicho, hasta seis diferentes. Cinco de tela, una en el interior de un edificio, en un rincón al fondo del plano, en ese mismo plano, y a través de una ventana, vemos otra ondeando al viento en la fachada de un edificio vecino. Luego más banderas en edificios y una en un puente, apenas visible, eso sí. Y otra bandera en una fotografía que hay en el cuarto de Dustin Hoffman en la clínica. Es una fotografía de un campo de béisbol, en blanco y negro, la vemos en un primer plano durante unos dos o tres segundos.

Banderas presentes pero discretas. Dejando de lado la de la fotografía de béisbol, que recibe un primer plano, la más destacada podría ser la de la secuencia en la que Dustin Hoffman permanece quieto en medio de un paso de cebra. El semáforo se ha puesto rojo, y los coches pitan. Un hombre se baja irritado por la ineptitud del inocente peatón. Al fondo, vemos la bandera ondeando en la tierra de los autistas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s