Proyecto flaghunter:

La reina de Nueva York (Nothing Sacred)

Dirigida por William A. Wellman, 1937

Guión de Ben Hecht sobre una historia de James H. Street

Selznick International

Nota media en filmaffinitty: 6.8      Número de votos: 673

Curiosas apariciones de banderas en esta comedia brillantemente dirigida por William A. Wellman y seguramente “retocada” por el productor David O. Selznick. Como ya me pasó viendo Cielo Amarillo, también dirigida por Wellman, me han parecido ver algunas secuencias muy pioneras y algo rompedoras para la época. Maravillosas la secuencia cuando el protagonista llega a Warsaw, en Vermont en busca de una chica que padece de una enfermedad incurable, en esa secuencia se encuentra con un lugareño al que trata de sacar alguna información. O las secuencias del río, cuando se besan, o el final con una fotografía de lujo desde la cubierta de un barco.

La película la produjo Selznick, y por lo que parece, era un productor que estaba muy encima de sus películas. De hecho, años más tarde, cuando produjo Duelo al sol, el director King Vidor abandonó el rodaje antes de tiempo cansado de las interferencias de Selznick. El propio Selznick decía: “Mi diferencia con otros productores es que yo me intereso por los miles y miles de detalles que forman parte de la realización de una película… Tal y como yo lo veo, mi función es la de responsabilizarme de todo.” Antes de montar su propia productora, Selznick International, había trabajado para la Metro Goldwyn Mayer y para RKO. Es decir, fue alguien que surgiendo de las Majors, se separó de estas y se convirtió en un productor independiente. Además, desafiante hacía la Legión de la Decencia y el sello de aprobado de la PCA. Durante la trayectoria de su productora, en alguna que otra ocasión tuvo que ver como las Majors se asociaban entre ellas en favor de los resultados económicos a cambio de no ser combatientes con la Legión y el código de autocensura.

En la película que nos ocupa, sí y no salen banderas; me explico. Como ya se sabrá, en el proyecto flaghunter estoy cazando banderas estadounidenses en las películas. En La reina de Nueva York, vemos las barras y estrellas, pero no propiamente en la película, y sí en la “careta” que nos presenta quien produce la película. Vemos un cartel de Selznick International en lo alto de un arco, la cámara baja y entonces vemos una bandera. Tras eso, ya empiezan los créditos. Luego, en toda la película ya no vemos más barras ni estrellas. Eso sí, vemos hasta tres banderas más. Una es de la ciudad de Nueva York, y la vemos en dos escenas, siempre en primer plano, primero a la llegada de la chica enferma a la ciudad. Y luego, cuando se anuncia su desaparición, la vemos a media asta. Las otras dos banderas son imposible de catalogar, apenas podemos verlas, lo suficiente como para darnos cuenta que no son banderas de Estados Unidos, pero me ha resultado imposible saber a qué pertenecen.

Me llama la atención que sí aparezcan en plano esas banderas de Nueva York, que es justamente un punto geográfico e incluso moral diametralmente opuesto al Hollywood de Los Angeles. Es cierto que Selznick antes de mudarse a Hollywood vivió en Nueva York; aunque en la introducción de la película se nos presente una ciudad en la que cualquier verdad se convierte en mentira. La película está llena de impostores, de mentiras, de hipocresía. Incluso hay una secuencia donde un personaje se presenta como portavoz de una asociación de mujeres decentes (muy parecido a la Legión de la decencia), y que al final acuerda con los protagonistas no desvelar la verdad, pues la realidad que el público conoce es mejor para sus intereses.

Solo dejo correr mis pensamientos, o pienso en voz alta, seguramente me equivoque, pero creo que esas banderas de Nueva York tienen un significado, un mensaje hacia las Majors. Me dejáis solo…pues ruedo en Nueva York; cito del libro “La cruzada contra el cine” de Gregory D. Black : “A petición de Selznick, la MPAA llevó a cabo un sondeo rápido en los estudios de Hollywood: ¿Estaban dispuestos a ayudar a Selznick en una lucha con la Legión Católica de la Decencia? Parecía una oportunidad de oro para enfrentarse a una organización que llevaba más de una década siendo una espina en su trabajo. Todos los estudios de Hollywood habían sido en algún momento obligados por la Legión a suprimir material de alguna de sus películas; sin embargo, los productores se oponían <<de manera total e inalterable>> a reunirse con Selznick o a ofrecerle ningún apoyo. Leo Spitz, director de producción de Universal, fue quien mejor resumió el punto de vista de la industria: dijo a la PCA que no era muy partidario de <<ayudar a Sr. Selznick a sacarse las castañas del fuego>>. ”

Ruedo mi película en Nueva York y estreno aún cuando tenéis el monopolio de las salas de cine. Cito del mismo libro; “La censura era un elemento clave de este monopolio. Los grandes habían acordado no producir ni exhibir en ninguna sala bajo su control cualquier película que no llevara el sello de la PCA. Los independientes como Selznick que desearan – que necesitaran, en realidad – acceder a los cines de estreno, tenían que someterse al trámite del Código de la industria, o contratar exhibición de sus películas con salas de barrio. La estructura económica en su totalidad constituía un caso clarísimo de restricción al comercio. La causa inicial, Estados Unidos vs. Paramount Pictures, había sido incoada por el Ministerio de Justicia en julio de 1938. Acusó a las Majors de <<unirse y conspirar para restringir el comercio de manera irrazonable y de monopolizar la producción, la distribución y la exhibición de películas>>. …se incluían la fijación de los precios, la contratación en bloque y a ciegas, la exclusión de películas independientes o extranjeras de sus salas, y el compartir beneficios. Seis años más tarde, el Tribunal ordenó a Paramount deshacerse de más de 700 salas; Warner’s tuvo que vender 55 en las principales ciudades, 20th Century Fox 100, y RKO más de 270”

Es curioso que en La reina de Nueva York, cuando el protagonista viaja a Vermont, los habitantes del pueblo le aconsejan que no trate de encontrar a nadie y que mejor no pierda el tiempo preguntando, pues Paramond lo controla todo y quieren su silencio. Y como se puede ver fácilmente, Paramond suena casi como Paramount. Como dato curioso, el pueblo de Vermont que visita se llama Warsaw, justo como la capital de Polonia, que es el país donde nació el padre de David O. Selznick.

Para los amantes de la estadística, decir que de momento llevo vistas 29 películas y he cazado banderas en 17. Es decir, un 58.6% de películas yanquis muestran su bandera.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s