Proyecto flaghunter:

Destino oculto (The adjustment bureau)

Dirigida por George Nolfi. 2011

Guión de George Nolfi, basada en una historia de Philip K. Dick

Universal

Nota media en filmaffinitty: 6.1  Número de votos: 7.762

Destino oculto supone el debut en la dirección del guionista George Nolfi. Adapta una historia del maestro metafísico Philip K. Dick, en otra muestra de se temática predilecta, el personaje que duda sobre la naturaleza de sus propios pensamientos, y el acceso al plano superior donde habitan las manos que mueven los hilos. Véanse otras películas basadas en relatos y novelas de Philip K. Dick y la temática se repite una y otra vez, Blade Runner, Desafío total, Minority report, Scanner darkly o Infiltrado.

En cuanto a apariciones de banderas en esta película son numerosas. Por un lado es normal, ya que el personaje protagonista interpretado por Matt Damon, es un candidato al senado por New York y la película empieza en plena campaña electoral, así vemos la bandera, o mejor dicho, muchas banderas en los discursos y entrevistas. Juntando todos los planos/bandera que salen en la película nos vamos casi a los 4 minutos. A estas alturas del proyecto flaghunter voy vislumbrando que a medida que avanzan los años, la presencia de la bandera en pantalla es cada vez más constante y habitual. Volviendo a la película, además de esas banderas electorales también vemos otras banderas repartidas por el escenario urbano que es New York, vemos banderas en los autobuses, en fachadas de edificios, en periódicos, e incluso en el interior de algunos despachos y oficinas.

Uno de los objetivos del proyecto flaghunter es esclarecer la periodicidad con la que la bandera aparece en las películas. Un cálculo aproximado siempre en la medida de los posible, claro, son tantas las películas que se han producido desde Hollywood y desde las compañías independientes que necesitaría varias vidas de burgués para poder verlas todas. Además de establecer ese cálculo aproximado y ver qué conclusiones se pueden sacar de él, otro objetivo es aclarar o tratar de encontrar qué trato da cada director a la bandera. No es lo mismo que en un plano un actor bese la bandera, por ejemplo, a que se mee encima de ella. Partiendo de la base que al gobierno le trae sin cuidado el uso que se haga, con que aparezca ellos están satisfechos, ¿Qué podemos llegar a encontrar?

De momento llevo pocas películas vistas con este cometido, pero ya he podido observar como por ejemplo, en El planeta de los simios se usaba la bandera para influir en el tono moral de una secuencia. A veces nos encontramos con críticas mas o menos veladas hacia lo que representa esa bandera, es decir, Estados Unidos. Esa ambivalencia es muy interesante pues supone la misma esencia del estado norteamericano. Por un lado, hacen propaganda pues saben que sus películas llegan a muchos rincones del planeta, todos viendo su bandera, firma o sello, símbolo inequívoco. Siempre me han hecho pensar en los desfiles nazis donde las banderas también proliferaban como setas en otoño. Por otro lado, y a la vez que hacen propaganda, son capaces de filmar auto-críticas en sus propias películas. Lo que en realidad demuestra una actitud muy saludable, mucho más que atiborrarse de hamburguesas XXL con salsas múltiples. Esa capacidad de auto-crítica, para algunos supone un acto de contricción, por ejemplo, en los años 60 mientras el ejército estadounidense luchaba en Vietnam, sus cineastas censuraban ese acto. Es esa ambivalencia que hace tan invulnerable el sistema.

En esta película, Destino oculto, tenemos un par de secuencias con bandera, cuanto menos, curiosas. En una de ellas, el candidato al senado, que acaba de perder por paliza con su rival a raíz de un escándalo destapado por la prensa, da su discurso de perdedor. Un discurso de perdedor que curiosamente lo convierte en el ganador de las siguientes elecciones pues con ese discurso se gana al pueblo. Durante ese discurso vuelve a aparecer al ambivalencia, el protagonista, explica que sus asesores han gastado alrededor de 7000 dólares para decidir detalles como qué corbata debía llevar durante la campaña o qué tipo de zapatos y en qué grado de desgaste mostrarlos. Explica que si lleva zapatos de rico, los abogados y empresarios le votaran, pero la clase humilde se sentirá alejada; y por el contrario, si lleva zapatos más humildes, pasará lo contrario. Junto con los zapatos y la corbata también habla de los colores de las camisas y todo eso para venir a decir que él es alguien normal, que quiere ser como es, que está cansado de que “dirijan” sus decisiones. Más adelante en la trama, descubrirá hasta que punto “alguien” dirige nuestras decisiones.

Entonces es cuando descubre que hay una realidad paralela, una realidad donde una especie de inspectores del destino trabajan para que todas las personas fluyan según un plan establecido que durante toda la película se cita pero nunca sabemos ni cual es, ni quien es la “persona” o “ente” que lo escribe. En ese momento, esos inspectores lo dejan seguir viviendo con sus recuerdos a cambio de su silencio respecto al descubrimiento, el protagonista tras salir del shock, acepta el trato verbal. Entonces se encuentran en una especie de almacén, cuando se despiden de él, dos hombres lo levantan en volandas y lo arrojan por una puerta. Al momento, cuando el protagonista vuelve a abrir esa puerta, ya no vemos el almacén, ahora vemos una sala de reuniones de las oficinas donde él trabaja. Y en esa sala, dónde hace un momento ha conocido a “los que dirigen nuestro destino” ahora lo que vemos es una sala vacía con un cuadro en la pared. Bien, ese cuadro de la pared no es si no que una bandera estadounidense. ¿Fue consciente el director George Nolfi de este detalle? ¿Es intencionado? ¿Es casualidad? Yo creo que es intencionado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s