Proyecto flaghunter:

                                                                                                                       

Pulp Fiction

Dirigida por Quentin Tarantino. 1994

Guión original.

Miramax

Nota media en filmaffinitty: 8.6. Número de votos: 121.164.

Pulp Fiction fue una de las películas más renombradas de los 90. A parte de ganar la palma de oro en Cannes , lanzó al estrellato a Tarantino. El calado de esta película fue notorio, no solo por la frescura y honestidad de sus diálogos, también con escenas muy comentadas e imitadas, ¿Quién no ha imitado alguna vez a Travolta y Thurman bailando? Una de las cosas que mas se elogiaron de la película fue su guión. Un guión basado en una historia original del propio Tarantino y Roger Avary. La estructura narrativa se fragmentaba en partes sincopadas que explicaban una historia redonda donde los personajes van apareciendo y desapareciendo.

Se ha venido a decir que Tarantino con su antología del cine negro que es Pulp Fiction rescató toda esa corriente norteamericana que muestra el lado chungo del imperio. Esto es, novela negra con antihéroes como protagonistas. Bajos fondos. Glamour de neón. Noches con  niebla y cafeterías solitarias y silenciosas. La sangre. El humo y la supervivencia en el asfalto.  Esa tradición cuyos máximos exponentes serían Dashiell Hammett o Raymond Chandler o incluso R. Carver. Si analizamos la única escena con bandera estadounidense de esta película partiendo de esa línea de antiheroes y bajos fondos, veremos que encaja. La bandera aparece colgada en la pared de una tienda de empeños u objetos de segunda mano. Si un equipo de rodaje tiene que poner una bandera en plano puede elegir en qué decorado ponerla. En el caso concreto de esta película, la bandera podría haber salido en otro decorado, como en la cafetería que abre y cierra el flm, o el restaurante ambientado en los años 50 donde van a cenar Vincent Vega-Travolta y Mia Wallace-Thurman. Cualquiera de esos dos otros escenarios son sin duda lugares emblemáticos de Estados Unidos, pero la bandera aparece en una casa de empeños, recordemos que es un lugar donde la gente va a malvender sus objetos para conseguir algo de dinero en efectivo, y también el lugar donde la gente con pocos recursos va a comprar algo que necesite. Algo usado. Este escenario contrasta con otros emblemas del cine hollywoodiense, como Wall Street, Rascacielos o hermosas casas. En esa tienda de objetos de segunda mano entra Butch- Willis, entonces vemos la bandera, está colgada en la pared tras la puerta de entrada, cuelga de forma vertical y a su izquierda, también de forma vertical cuelga una bandera confederada. Aquí se nos habla de dos Américas una vez mas. Ahora no solo es una América próspera y rica frente a una sucia y pobre, ahora además se añade una América más progresista y otra más, sureña (y que nadie me malentienda). Imagino a estas alturas que ya todo el mundo sabe que durante la guerra civil que vivió EE UU esas eran las dos banderas que luchaban. Los estados del norte ondeaban las barras y estrellas, y los sureños ondeaban la confederada. Bajo la mirada atenta de esas dos banderas, entra Marcellus Wallace-Rhames que está persiguiendo a Butch porque ha sido estafado por él. El timador timado. Es un hombre negro, grande y corpulento y está cabreado. Pero eso no impide que Butch, boxeador profesional, lo reduzca y le propine algunos puñetazos. Mientras vemos los puñetazos también vemos la bandera en la pared. Butch mientras le golpea le explica que esa punzada que siente es el orgullo, que le está jodiendo, y esto lo dice por una conversación que tuvo anteriormente con ese hombre al que ahora golpea. La bandera no es la única que mira atónita este espectáculo violento, también el dependiente de la tienda mira la escena. Cuando termina, ese mismo dependiente ahora apunta con una escopeta a Butch. Finalmente le propina un golpe con la culata de la escopeta y Butch cae al suelo inconsciente. Bien, al dar el golpe con la escopeta el dependiente se adelanta ligeramente, al realizar ese movimiento deja a la vista, y en plano, otra vez la bandera, que ahora ve como un hombre usa una escopeta para reducir a otro. No la dispara, cierto, pero las armas serían otro de los emblemas norteamericanos por excelencia. De hecho, un poco mas adelante en esta misma secuencia Butch elige su propia arma tras “probar” algunas. En un tratamiento por parte de la dirección y la interpretación con cierto matiz cómico. Lo que me lleva a pensar en la obsesión que tienen los norteamericanos por unir violencia con diversión. Véase cualquier capítulo de Tom y Jerry.  O el Correcaminos y el Coyote.

Y la bandera ya no aparece más en toda la película, tan solo en esa tienda de empeños. Lugar que además, esconde en su sótano algo muy íntimo y lascivo. Una sala de torturas sexuales. Un hombre que se presenta vestido de policía piensa sodomizar a Marcellus Wallace. Luego aparece otro tipo vestido con látex o vinilo o cuero o lo que sea, enmascarado, atado, un sumiso esclavo encerrado en un baúl de ese sótano de esa tienda de ese callejón de un rincón de Norteamérica.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s